Archivo de la etiqueta: PAN

Lectura en libertad

La Feria del Libro Alternativa se lleva a cabo en la alamenda central del centro de la ciudad de México, a un costado del museo Diego Rivera. Estará en esa locación desde el Sábado 15 de octubre hasta el miércoles 19.

Después de una atorada inauguración, problemas y malentendidos con el GDF, tras ser rechazados para su instalación por personal capitalino y de haber acusado al mandatario Marcelo Ebrard de censura a la cultura, se echó a andar la Feria del Libro Alternativa, haciendo leves cambios a su programa; como la fecha, recorriendola algunos días.

Organizada por la brigada cultural “para leer en libertad”, cuenta con la participación del History Channel México, canal de televisión de paga por el que se estrenará un programa llamado “La historia no contada de México” el próximo 19 de octubre. La serie es protagonizada por el historiador Paco Ignacio Taibo II, quien también es el principal organizador de la feria del libro.

La Feria del Libro Alternativa ofrece lectura a un precio accesible, además de conferencias, mesas de debate y presentaciones de libros como la de Eduardo del Río RIUS quien presentó el libro “Santo PRI, libranos del PAN” del que expresó, será su último libro después de ya más de 40 años de trayectoria. RIUS habló de lo que se trata el libro, a lo que expresó “No les cuento más, si no no  lo compran”, además de hablar de la campaña “No + sangre” que viene manteniendo desde hace ya más de 5 meses. Despues de su platica pasó a firmar algunos libros a los asistentes de la feria.

Altamente recomendable su asistencia a este evento que promueve la lectura de calidad. Podrán checar los próximos eventos y ferias de la Brigada cultural en http://www.brigadaparaleerenlibertad.com

Por Hugo Servín

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y Cultura, La recomendación del 8º

Anulación del voto ¿de verdad?

El mexicano vive estigmatizado ante la disyuntiva de emitir su sufragio en una contienda electoral. Con esto me refiero a la pena que el ciudadano carga, cada que hay elecciones para funcionarios publicos en su entidad, y esta cruz que carga no es porque quiera, si no por varios antecedentes históricos (fraudes, imposición, dedazo, compra de votos, fraudes, fraudes y fraudes) que han ido colmado la paciencia del ciudadano común, restandole poco a poco el interés en votar, y es ahí cuando viene el abstencionismo, o peor aun, lo que yo llamo: la participación “pus´ si pero no”.

Participar de la forma “pus´si pero no” es lo que en la actualidad se ha denominado, la anulación del voto, que consiste en lo siguiente:

1.- Salir de tu casa el día de la elección.

2.- Buscar y dirigirte a la casilla que te corresponde.

3.- Llegar con el encargado de la casilla, sacar tu credencial para votar y decirle: “buenas, vengo a votar”.

4.- Entrar al cubículo de votación, agarrar tu planilla y tacharla toda indicando que estas muy inconforme con las propuestas de los candidatos.

5.- Salir y depositar tu planilla en la cajita donde se recopilan para que después, cuando las saquen para contarlas vean que no te gustó ningún candidato aunque aún así va a ganar uno de ellos.

En resumidas cuentas, la anulación del voto es, participar en el 90% de las actividades necesarias para lograr el sufragio, pero sin realmente participar, o lo que es lo mismo: “pus´si participo, pero de mala gana y así protesto”.

La anulación del voto se puso de moda de 2007 para acá, como una forma “contemporánea y moderna” de protesta y de expresión contra las propuestas del clásico político que promete y promete, y a la hora de los chingadazos, nomas no.

La cuestión: ¿Es considerada la anulación del voto una forma de protesta? ¿Realmente es una medida eficaz para poner presión a los funcionarios públicos y que realmente hagan lo que en campaña prometieron?

La verdad es que el ciudadano se debe de dar cuenta que está colaborando con el mal manejo del voto, porque de cualquier forma fuiste a votar, ya cumpliste con el 94% del requisito para emitir sufragio y ¿que costaría darle unos 3 o 4 votos anulados al PRI?, pues nada, los votos ahí están. ¡No se espanten! están en México, aquí así es la cosa.

Cabe destacar que la practica de anulación del voto, promueve también, la falta de participación contundente del ciudadano común y corriente, dejando la elección en manos de los partidistas con intereses inmiscuidos con el funcionario publico a elegir. ¿Si me di a entender?. O lo que es lo mismo, de cualquier forma va a ganar uno de los candidatos y tal vez no el que mejor va a gobernar, si no el que aprovechó la ingenuidad  del ciudadano “pus´si pero no”.

La anulación del voto es la forma más ñoña de protestar y de lavarse las manos para poder decir “no quedó en mi, yo participé”. No por nada, las autoridades electorales no han hecho nada al respecto, ¿a quien le conviene más? ¿¿aaah vea??

No me mal entiendan, no estoy tratando de decir “pus aguantense con el que nos gobierne”. NO. Lo único que trato de señalar, es que no es la forma correcta de protestar y exigir.

Habría que perder el miedo y aprender de países como Egipto, Libia o España.

Por Hugo Servín

@Hugo_Servin

2 comentarios

Archivado bajo Estados, Política