Archivo de la categoría: Estados

Si vives en el interior de la H. República Mexicana, ¡¡esta sección te interesa!! con noticias y opinión sobre los sucesos desde la inmensa Sonora hasta el H. municipio de San Juanita chicoticahatlalpanzutle (de Dios).

No pasa nada

El día de ayer, se propagó por la internet y redes rumores de violencia en Cd. Nezahualcóyotl provocada por miembros de Antorcha Campesina, una célula del PRI. Algunas versiones sugieren que violentaron las calles pidiendo la liberación de dos de sus compañeros apresados en un movimiento pasado. Pero platicando con una compañera habitante de Neza, comentó que los antorchistas apoyaban a “la Familia” por la liberación, si de dos compañeros pero SECUESTRADORES, es la versión que se corre en la región. Pero esto no queda en más que una versión de tantas. La realidad es que sí hubo estragos de violencia en la urbe y el movimiento #yosoy132 emitió un comunicado en el que repudia el México del NO PASA NADA.
Acà se los dejamos completo, solo por informarse:
COMUNICADO DE YOSOY132

A los habitantes de Cd. Nezahualcóyotl, a sus trabajadores, a sus amas de casa, a sus jóvenes, a sus niños:

El día de ayer, 5 de septiembre de 2012, Cd. Nezahualcóyotl sufrió una suerte de toque de queda, impuesto por el miedo y el enrarecimiento de la vida política del país: Aún no asume Peña Nieto el poder y a través de sus estructuras, el priismo y sus redes de acción subterráneas, sueltan entre nosotros el rumor y el terror sistemático, adelantándonos sin duda una prueba de lo que le avecina al país si seguimos creyendo que en México no pasa nada…

Durante más de cuatro horas especulamos en nuestros domicilios, en nuestros trabajos, sobre lo que sucedía afuera: ¿Realmente había enfrentamientos? ¿Esas detonaciones aisladas eran disparos? ¿Afuera se llevaba a cabo, de forma encubierta, una clase de ensayo? ¿La paranoia era una forma de decir que hemos acumulado demasiado miedo e impotencia? Cada uno se hizo mil preguntas. La respuesta, para nosotros, por parte de los de arriba siempre ha sido la misma: No pasa nada.

Patrullaron nuestras calles, por tierra y por aire, se hizo imposible ingresar al municipio prácticamente desde cualquier punto, cerramos con mil candados nuestras puertas y nos quitaron el habla, el siquiera preguntar qué sucedía, era inútil. No pasaba nada.

En los minutos inmediatos a estos acontecimientos en Twitter se resumía así la apreciación de lo que ocurría: “Típico, arriba Peña Nieto a Los Pinos y de repente hay un toque de queda en Neza y Televisa te dice que no pasa nada, bien raro”.

Nos hemos tragado esa frase tantas veces, nos la recetan como remedio universal ante el atropello, ante la corrupción, ante la imposición o el hambre. Seguramente en los siguientes amaneceres querrán que olvidemos que nos han tomado como un laboratorio de respuesta social. Los acontecimientos de Chicoloapan, los enfrentamientos entre grupos de distinta filiación partidaria por la apropiación de una fuente de trabajo, no tiene otro objetivo mas que la confrontación social, tratar de convertir el conflicto poselectoral en un enfrentamiento que deje de lado a los verdaderos responsables de la debacle del país. Es muy simbólico que esto comience a darse precisamente en el estado “músculo” del PRI. Por otro lado, el fenómeno del narcotráfico que en Neza ha venido creciendo en los últimos años es un agregado que ha abonado al clima del pánico. Pretenden que no nos movamos, si no es para huir del peligro.

Ciudad Neza emergió durante ya tres generaciones de entre el polvo y la pobreza, de entre los canales de aguas negras, de entre el cansancio y la falta de oportunidades. Se sobrepuso a crisis económicas y lastimosamente ha podido tener una vida paulatina, callada. Hoy quieren arrebatarnos de un tajo, como a todos los demás mexicanos, el derecho a la libertad de transitar por nuestras calles, de reunirnos cómo y con quién queramos, y con ello la posibilidad de organizarnos contra su paquete de “medidas estructurales”, de su intención de mantener su dedo señalándonos y oprimiéndonos.

Condenamos profundamente los actos de violencia de ayer, y aclaramos que no tenemos nada que ver con estos lamentables hechos. Igualmente, decimos a la población de Neza que haga crecer el movimiento y se incorpore a la transformación democrática del país. No podemos dejar que nos hundan en el miedo, que nos entierren en vida.

¡No queremos más la miseria y el silencio! ¡Alza la voz, organízate! ¡Paz para Cd. Neza, Paz para México!

Deja un comentario

Archivado bajo Estados

Extinción y circo

La industria del entretenimiento se ha valido de muchas artimañas para atraer audiencia, para convencer, para seguir siendo negocio, cueste lo que cueste.

El circo es una de las practicas más antiguas de entretenimiento conocidas por el hombre. Representa una muestra de las proezas artísticas y teatrales  que el humano ha sido capaz de realizar e interpretar. Un ejemplo de esto son las grandes actuaciones de acróbatas y las representaciones humorísticas.

A finales del siglo 1800, el circo fungía también, como un interesantísimo medio de comunicación debido a su naturaleza nómada.  Su llegada a los poblados representaba la oportunidad de conocer animales exóticos que solo podrían encontrarse en la selva o en un zoológico… pero a principios del siglo XVIII no había zoológicos, a diferencia nuestra época.

La fauna de nuestros días se ha ido desmoronando a un paso increíblemente rápido, donde diversos tipos de especies se extinguen año con año a causa de su mayor amenaza: los $%&¢∞™ humanos.

Los circos han seguido el modelo del siglo antepasado, en el que se hacia negocio con la exhibición de animales exóticos; la diferencia con nuestros días es que hoy esos mismos animales SE ENCUENTRAN EN GRAVE PELIGRO DE EXTINCIÓN.

El ejemplo lo han puesto nuestros “amigos” del circo Atayde hermanos, que muy inteligentemente, a su equipo de marketing se le ocurrió subir a un tigre, que por cierto está en grave peligro de extinción,  a una jaula y pasearlo por las calles de la ciudad, junto a mil automóviles ruidosos y contaminantes.

No conformes, los “creativos” de publicidad del circo, hicieron lo mismo con llamas, camellos y bisontes.  Es justo ahí donde le preguntas a la persona que tienes al lado: “disculpe, ¿que siglo es?”.

La promoción de este circo tiene como principal atractivo “más de 100 animales exóticos” de entre los que destacan el tigre blanco, del que solo hay 210 ejemplares en todo el mundo, dos de éstos los tiene el circo Atayde en una jaula paseando por las calles de Neza y Naucalpan.

Es inconcebible que los gobiernos y autoridades federales, estatales, y municipales, no pongan una regulación ante la trata de animales en estas condiciones, y que se siga permitiendo el lucro con animales, que además de ser un patrimonio mundial, es un ser viviente.

Las leyes para proteger a los animales se han visto impulsadas por algunos progresistas en este ámbito (recordamos el logro insólito de la prohibición en España de las corridas de toros) pero aún hay mucho que hacer.

La recomendación es que si usted está conciente de las repercusiones que lleva tener en esas condiciones animales exóticos, NO ASISTA A ESTE TIPO DE ESPECTACULOS, ahora que si ve la caravana de jaulas móviles por las calles, haga como un servidor y mínimo miéntele la madre al conductor.

Por Hugo Servín

@Hugo_Servin

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y Cultura, Estados, Mundo

¿Como puede ser posible?

Un cuestionamiento ha rondado mi cabeza los últimos días… los últimos meses… los últimos años. ¿Como puede ser posible…?

Es una pregunta que se utiliza con frecuencia, cuando una persona que habla castellano, se cuestiona una situación que le parece increíble y utiliza las vías de la interrogante para evidenciar un hecho que le pareciera imposible de realizar.

¿Como puede ser posible que una sociedad tan atormentada como la de México, soporte aún toda la situación de violencia que se vive a nuestro alrededor? Me pregunto como puede haber personas que no entienden la gravedad de la situación y que no se pueda alcanzar el valor necesario para exigir a quienes encabezan ese movimiento, que terminen sus acciones bélicas y contraofensivas violentas. No puedo entender que aparato mercadologico, pudo haber creado semejante conciencia ciega en la población , y peor aún, ¿como lo hizo? ¿desde que año data el control de masas? ¿Fue mediático? ¿Una mente maestra ideó la estrategia para que en un futuro la sociedad mexicana fuera dócil y manipulable?.

Seguramente los sociólogos expertos en México podrían señalar los estigmas con los que carga nuestra sociedad, como la represión violenta de huelgas, el temblor de 1985, la matanza de estudiantes en 1968, la guerra de revolución mexicana y mucho más atrás, la conquista. Pero ¿de verdad esa es la respuesta a la pregunta? ¿el temor?. En todo caso, nuestra sociedad ¿a que le tiene temor? ¿a perder sus pertenencias? 60 millones de pobres. ¿Temor a perder sus trabajos? Los niveles más altos de desempleo en años y los que trabajan son mal pagados. ¿Temor a perder educación? más del 90% de aspirantes a educación superior no fueron aceptados y Elba Esther Gordillo no necesita estadísticas. ¿Temor a que violenten nuestra propiedad privada y libertad de transito? Es cosa de tiempo. ¿Temor a que nos vayan a matar? Eso ya no queda en nosotros. ¿ENTONCES? ¿Que nos queda? ¿Como se logra mantener a una sociedad tan pasiva e indiferente ante todos estos hechos?

Hay algunos que sostienen la “bandera de la paz”, como símbolo de negociación con autoridades para regular la violencia, como el escritor Javier Sicilia, quien perdió un hijo a causa de los combates bélicos. Pareciera que el movimiento por la paz encabezado por el escritor, despuntaba en el logro del objetivo de concientizar a la sociedad hasta que la táctica del poeta se limito a la sensibilización de los corazones de los altos mandos ejecutivos nacionales. Sinceramente, dejen de perder el tiempo.

Por momentos pareciera que la sociedad, al no levantar la voz contra la violencia y los responsables, fuera el único ente masivo en el que cabe la cordura y permanece quieto para no agravar la situación. Si esta fuera la situación, yo le daría el premio Nobel de la paz a nuestra sociedad.

¿Que se siente mirar nuestros noticieros, ver las imágenes de violencia diarias y pensar, “Vivo en el lugar más peligroso del mundo, Afganistán no parece estar tan lejos, ya no hay nada peor”?

Algunas personas me dirían, “¿Bueno y tú que harías?” Yo no tengo la respuesta. Solo se, que es una oportunidad perfecta para mostrar de que estamos hechos los mexicanos, pero la cuerda pende de un hilo, pues si permanecemos como hasta ahora, preparemonos para pedir perdón a nuestros hijos y descendientes, quienes nos juzgarán por nuestros actos… o mejor dicho, por no haber tenido acto alguno.

¿Como puede ser posible?.

Por HUGO SERVÍN

@hugo_servin

1 comentario

Archivado bajo Estados, Política

Anulación del voto ¿de verdad?

El mexicano vive estigmatizado ante la disyuntiva de emitir su sufragio en una contienda electoral. Con esto me refiero a la pena que el ciudadano carga, cada que hay elecciones para funcionarios publicos en su entidad, y esta cruz que carga no es porque quiera, si no por varios antecedentes históricos (fraudes, imposición, dedazo, compra de votos, fraudes, fraudes y fraudes) que han ido colmado la paciencia del ciudadano común, restandole poco a poco el interés en votar, y es ahí cuando viene el abstencionismo, o peor aun, lo que yo llamo: la participación “pus´ si pero no”.

Participar de la forma “pus´si pero no” es lo que en la actualidad se ha denominado, la anulación del voto, que consiste en lo siguiente:

1.- Salir de tu casa el día de la elección.

2.- Buscar y dirigirte a la casilla que te corresponde.

3.- Llegar con el encargado de la casilla, sacar tu credencial para votar y decirle: “buenas, vengo a votar”.

4.- Entrar al cubículo de votación, agarrar tu planilla y tacharla toda indicando que estas muy inconforme con las propuestas de los candidatos.

5.- Salir y depositar tu planilla en la cajita donde se recopilan para que después, cuando las saquen para contarlas vean que no te gustó ningún candidato aunque aún así va a ganar uno de ellos.

En resumidas cuentas, la anulación del voto es, participar en el 90% de las actividades necesarias para lograr el sufragio, pero sin realmente participar, o lo que es lo mismo: “pus´si participo, pero de mala gana y así protesto”.

La anulación del voto se puso de moda de 2007 para acá, como una forma “contemporánea y moderna” de protesta y de expresión contra las propuestas del clásico político que promete y promete, y a la hora de los chingadazos, nomas no.

La cuestión: ¿Es considerada la anulación del voto una forma de protesta? ¿Realmente es una medida eficaz para poner presión a los funcionarios públicos y que realmente hagan lo que en campaña prometieron?

La verdad es que el ciudadano se debe de dar cuenta que está colaborando con el mal manejo del voto, porque de cualquier forma fuiste a votar, ya cumpliste con el 94% del requisito para emitir sufragio y ¿que costaría darle unos 3 o 4 votos anulados al PRI?, pues nada, los votos ahí están. ¡No se espanten! están en México, aquí así es la cosa.

Cabe destacar que la practica de anulación del voto, promueve también, la falta de participación contundente del ciudadano común y corriente, dejando la elección en manos de los partidistas con intereses inmiscuidos con el funcionario publico a elegir. ¿Si me di a entender?. O lo que es lo mismo, de cualquier forma va a ganar uno de los candidatos y tal vez no el que mejor va a gobernar, si no el que aprovechó la ingenuidad  del ciudadano “pus´si pero no”.

La anulación del voto es la forma más ñoña de protestar y de lavarse las manos para poder decir “no quedó en mi, yo participé”. No por nada, las autoridades electorales no han hecho nada al respecto, ¿a quien le conviene más? ¿¿aaah vea??

No me mal entiendan, no estoy tratando de decir “pus aguantense con el que nos gobierne”. NO. Lo único que trato de señalar, es que no es la forma correcta de protestar y exigir.

Habría que perder el miedo y aprender de países como Egipto, Libia o España.

Por Hugo Servín

@Hugo_Servin

2 comentarios

Archivado bajo Estados, Política

Desesperanza Aprehendida :(

El día 5 de Junio del presente año, Jorge Ramos, destacado periodista “mexicano” radicado en Estados Unidos (ya saben, para la comunidad hispana), publica una columna de opinión para el diario Reforma de circulación nacional. El titulo de la columna es “¿Y los indignados de México?” haciendo una obvia referencia a los movimientos sociales en  España: “Los Indignados”, que desde hace ya algunas semanas vienen levantando polémica por la característica de tener entre sus filas a muy jóvenes simpatizantes, exigiendo al gobierno de Zapatero, renovación del sistema político y más oportunidades de empleo. Jorge Ramos, quien ha ganado fama por sus controversiales entrevistas a figuras politicas mexicanas, pregunta el día de hoy en su publicación “¿dónde están los indignados en México? ¿Dónde están esos jóvenes mexicanos dispuestos a plantarse en el Zócalo y en todas las plazas del país hasta que las cosas cambien?”. Si revisamos la historia reciente de nuestra sociedad, podemos encontrar que los movimientos sociales se dan en cada esquina, literalmente, ahí les van: comenzando por el ya clásico EZLN, la desprestigiada APPO, No + sangre, los padres de los niños ABC, el SME, Hasta la madre de Javier Sicilia, el movimiento por la… una infinidad de movimientos que, cada uno con sus intereses en particular, comparten un motivo en común: la inconformidad con el gobierno.

Los jóvenes mexicanos podrían contestar, “pus es que yo no soy campesino”, “pus ya se quemó la guardería, ya que le vamos a hacer”, “mejor que se pongan a chambiar y no hagan trafico”. La pregunta sería ¿Que es lo que mantiene a la juventud y parte de la sociedad sin quejarse? Los motivos sobran, ¿Apoco sales a la calle y te ofrecen empleo? ¿Apoco sales a la calle y te sientes como en Suiza? ¿Apoco sales a las calles con tus Rolex y tu Chihuahua? ¡Pues No verdad! ya ni por exigir eso, como Ramos lo menciona, ahora se pide lo más básico: que no nos maten.

Obviamente México padece de diversos factores que mantienen pasivos a la población más vulnerable (jovenes, no se hagan imbeciles), como los medios de comunicación, que intervienen presentando una realidad juvenil alejada de la vida política, con entretenimiento que no inmiscuye de ninguna forma al “chavo” con situaciones como el desempleo, la inseguridad, la falta de educación, ¡NO!; Mejor le presentan una realidad donde se preocupe por su pequeña y diminuta vida pues, al fin y al cabo, “haga lo que haga: nada va a cambiar”. Esta última frase la he escuchado repetidas veces entre la población juvenil (pus yo también estoy chavo, hahaha), cuando se platica sobre corrientes políticas. Lo que trato de describir es la “desesperanza aprehendida”: aquel experimento del psicoanálisis en el que se deposita un roedor (los jóvenes) en el fondo de un recipiente destapado, la única forma de salir es por encima, el ratoncillo intenta luchar (por ej. el movimiento estudiantil del 68, del 71 o del 99) pero las resbaladizas paredes no le permiten escalar mucho (la represión) hasta que el pequeño roedor entiende (o en nuestro caso, los medios nos hacen entender) que “haga lo que haga” jamas podrá salir y decide hacer del recipiente su realidad y modo de vida hasta su muerte. ¿Si me agarran la pichada?.

Este comentario es solo una teoría, pues dicen por ahí que la mejor solución al problema es entendiendo lo que está sucediendo, ya cada quien sabrá porque le da “güeva” inmiscuirse en la política y mientras eso siga así, nada va cambiar.

Por Hugo Servín

@hugo_servin

Deja un comentario

Archivado bajo Estados, Política, Sociales

Top 5: Los estados más seguros

¿Eres una de las personas que prefirió quedarse en su casa por la situación de violencia, las narcofosas, los retenes militares y esos rumores de “zetas” en cada esquina?

Pues gracias a personas como TÚ, la ciudad sigue casi llena en estos días de asueto, pues no son pocos los reportajes en medios escritos y electrónicos, acerca de lo vacías que están las casetas de cobro en las principales salidas de la ciudad.

Para agrado de muchos capitalinos y residentes de la república mexicana, no en todos los estados mexicanos observamos violencia y humanos destazados en las aceras de la carretera. Recientemente  se publicaron los estados con menor indice de violencia en el país, como parte de la campaña de promoción turística de @FelipeCalderon, que pretende posicionar a México como uno de los destinos turísticos favoritos a nivel mundial. Y aunque la mejor carta del gobierno federal para lograr esto no es una velada romántica en la bonita Ciudad Juarez, las estadísticas indican que el turismo en México todavía existe y no “nomas es cuestión de percepción”.

5: BAJA CALIFORNIA SUR

Es bien sabido por todos que es uno de los destinos turísticos preferidos por las estrellas de Hollywood, pues las estadísticas indican que es uno de los estados más seguros con un indice de 2.98 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

4: QUERÉTARO

Uno de los estados más pequeños de la república, muy cercano a la ciudad de México, tiene un indice de 2.02 asesinatos por cada 100,000 habitantes, casi nada.

3: PUEBLA

Muy conocido por su variedad y aportación gastronómica, este estado es uno de los preferidos para el descanso de los capitalinos, con un indice de 1.85 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

2: YUCATÁN

Una de las cunas de la cultura Maya y de los destinos preferidos de los mexicanos por su riqueza natural y cultural, tiene un indice de 1.3 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

y el ganador es…

1: TLAXCALA

Comparable con el indice de violencia de Vermont y Minnesota, este estado mexicano tiene un indice de 1.1 asesinatos por cada 100,000 habitantes, al parecer este estado es la mejor carta del gobierno mexicano para promocionar el país como un lugar estable en convivencia de sociedad.

Tambíen podemos encontrar estados como Campeche, Veracruz, Hidalgo, Chiapas, San Luis Potosí, D.F., Tabasco, Zacatecas y Guanajuato dentro de las entidades que tienen un indice de menos de 9.00 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

con información del San francisco Chronicle

por @Hugo_Servin

2 comentarios

Archivado bajo Estados, Sociales