Extinción y circo

La industria del entretenimiento se ha valido de muchas artimañas para atraer audiencia, para convencer, para seguir siendo negocio, cueste lo que cueste.

El circo es una de las practicas más antiguas de entretenimiento conocidas por el hombre. Representa una muestra de las proezas artísticas y teatrales  que el humano ha sido capaz de realizar e interpretar. Un ejemplo de esto son las grandes actuaciones de acróbatas y las representaciones humorísticas.

A finales del siglo 1800, el circo fungía también, como un interesantísimo medio de comunicación debido a su naturaleza nómada.  Su llegada a los poblados representaba la oportunidad de conocer animales exóticos que solo podrían encontrarse en la selva o en un zoológico… pero a principios del siglo XVIII no había zoológicos, a diferencia nuestra época.

La fauna de nuestros días se ha ido desmoronando a un paso increíblemente rápido, donde diversos tipos de especies se extinguen año con año a causa de su mayor amenaza: los $%&¢∞™ humanos.

Los circos han seguido el modelo del siglo antepasado, en el que se hacia negocio con la exhibición de animales exóticos; la diferencia con nuestros días es que hoy esos mismos animales SE ENCUENTRAN EN GRAVE PELIGRO DE EXTINCIÓN.

El ejemplo lo han puesto nuestros “amigos” del circo Atayde hermanos, que muy inteligentemente, a su equipo de marketing se le ocurrió subir a un tigre, que por cierto está en grave peligro de extinción,  a una jaula y pasearlo por las calles de la ciudad, junto a mil automóviles ruidosos y contaminantes.

No conformes, los “creativos” de publicidad del circo, hicieron lo mismo con llamas, camellos y bisontes.  Es justo ahí donde le preguntas a la persona que tienes al lado: “disculpe, ¿que siglo es?”.

La promoción de este circo tiene como principal atractivo “más de 100 animales exóticos” de entre los que destacan el tigre blanco, del que solo hay 210 ejemplares en todo el mundo, dos de éstos los tiene el circo Atayde en una jaula paseando por las calles de Neza y Naucalpan.

Es inconcebible que los gobiernos y autoridades federales, estatales, y municipales, no pongan una regulación ante la trata de animales en estas condiciones, y que se siga permitiendo el lucro con animales, que además de ser un patrimonio mundial, es un ser viviente.

Las leyes para proteger a los animales se han visto impulsadas por algunos progresistas en este ámbito (recordamos el logro insólito de la prohibición en España de las corridas de toros) pero aún hay mucho que hacer.

La recomendación es que si usted está conciente de las repercusiones que lleva tener en esas condiciones animales exóticos, NO ASISTA A ESTE TIPO DE ESPECTACULOS, ahora que si ve la caravana de jaulas móviles por las calles, haga como un servidor y mínimo miéntele la madre al conductor.

Por Hugo Servín

@Hugo_Servin

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y Cultura, Estados, Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s