3, 2, 1… ¡Navidad!

Pareciera que desde las 11:59 del 2 de noviembre de cada año, las compañías comerciales hacen una cuenta regresiva para poder instalar adornos alusivos a la mayor época de consumo: LA NAVIDAD.

La navidad, por si alguien no sabe, es la epoca del año en la que se celebra tradicionalmente, el nacimiento del Jesús de Nazareth, es por eso que esta fecha cobra importancia para la religión católica y algunas otras como la anglicana y ortodoxa, pero es bien sabido que la navidad también es una epoca para convivir con tus seres queridos, abrazarse, compartir el pan, dar y recibir regalos y comer como cerdos. La festividad de la navidad se ha caracterizado por envolver a sus participantes en maratonicas sesiones de compras, que las corporaciones desearían duraran todo el año. Las técnicas de convencimiento de las corporaciones van desde la motivación de pertenencia familiar, hasta la manipulación de sentimientos como la nostalgia, soledad y esperanza.

La compañías comerciales comienzan la tarea de inhundar los medios masivos con estas técnicas de persuasión lo antes posible cada año, pero el estorboso día de muertos está en el camino, esa barata y pagana festividad, que lo único que vende son panes escarchados de azúcar. El día de muertos no vende, la navidad si. Es por eso que, desde la madrugada del 3 de noviembre, comienza la construcción de gigantes edificaciones cónicas en los centros comerciales que simulan ser arboles adornados con focos de colores, rodeados de cajas vacías con moños rojos que simbolizan los regalos que se intercambiarán en la noche buena.  Los niveles de consumo se disparan y por consecuencia los precios, el consumo de antidepresivos se eleva por encima de los niveles del resto del año, las comunicaciones solidifican sus redes para la noche buena y el año nuevo, las solicitudes de credito se elevan y las deudas aumentan… todo es consumo.

La procuraduría de federal del consumidor lanza una campaña anual para prevenir y concientizar a la sociedad, sobre el consumo de productos y solicitud de credito en epocas navideñas, pues las deudas acumuladas tienen su reflejo en el año entrante.

Ésta breve reflexión les dejo para que pues… si van a irse de compritas, ¡pues inviten! ¡Horrible navidad a todos!

Por el Grinch

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s