LA CULTURA HUÉRFANA

Cuando un gobierno como el mexicano no se inmiscuye en la obligación que le corresponde de difundir la cultura –nacional e internacional; presente y pasada– entre su pueblo, deberíamos poder confiar en otras instituciones que cubran esta necesidad, fuera de la pasividad de aquellas dependientes del Estado. Si lo público no funciona, lo lógico sería acudir a lo privado. Pero ¿cómo exigirle a una empresa particular una tarea puramente social? La respuesta es una: los medios de comunicación.

Si bien una empresa periodística surge como industria privada, el producto que oferta –información– requiere de una verdadera rectitud, pues ya no es un secreto el poder social ejercido por los medios. Al día de hoy, tiene más impacto en la opinión pública la primera plana de un periódico que una declaración del Presidente de la República.

Es precisamente este poder de penetración y de influencia social la razón justa y suficiente para exigirles a los comunicadores un lugar dentro de sus agendas para los temas culturales. Porque la cultura nos determina, quizá, más de lo que nosotros la transformamos a ella. Por la cultura es que, incluso, nos conformamos como una sociedad, con todo lo que ella involucra: creencias, tradiciones, educación, artes, etcétera.

Sin embargo, cuando uno hojea cualquiera de los diarios de circulación nacional se encuentra con secciones culturales muy básicas, con notas que bien se podrían leer en las gacetas de las instituciones gubernamentales. Es decir: no hay periodismo cultural; pues recordemos que personajes como Gabriel García Márquez ven en la esencia del periodismo la investigación, la búsqueda de verdades más allá de lo evidente.

Por lo anterior, no es de extrañarse que la cultural sea una de las secciones más olvidadas, con menos espacios y escasos recursos dentro de las empresas periodísticas. Seguramente son pocas las personas que disfrutan enterarse de la salida de un nuevo libro o de la entrega de un premio más al escritor que siempre recibe todos los premios. Más bien, ¿por qué no nos cuentan cómo afecta la obra de los autores en nuestras vidas? Eso, créanlo, sí nos resultaría muy interesante.

También sería provechoso para nosotros, los citadinos, conocer las diversas formas de vida en las comunidades rurales –por ejemplo–, y que en esos lugares les contaran sobre lo que hacemos en la ciudad. El entendimiento de nuestra realidad cubriría un espectro tan amplio que la simple moral humana no nos dejaría dar paso sin huarache.

Y de la mano crecería, además, la exigencia común por más información de este tipo. Porque la cultura crece y nosotros vamos detrás de ella; cuando la rebasemos, sin duda, volverá a pasar por encima nuestro para seguir en esa vorágine de desarrollo.

Pero, para lograrlo, los primeros en entenderlo tendrían que ser los medios de comunicación. Es comprensible que, como toda empresa, guarden su distancia con todo lo que no les brinde ganancias seguras. Aunque al hacerlo, al dejar de lado un tema tan relevante como la cultura, están perdiendo también el coraje que toda industria exitosa debe tener bien presente: la valentía. Hay que arriesgar para triunfar en los negocios.

El periódico El Universal lo intentó a medias y no le salió nada mal. A través de su sitio en Internet hizo el experimento: colgó cinco notas culturales provenientes de trabajos originales de investigación en el tema. Durante las 24 horas que duró la prueba, esos reportajes estuvieron entre las 20 noticias más leídas. ¡Funcionó!

La pregunta ahora es: ¿Cuándo veremos las cinco notas siguientes?

Por. Alejandro Mendoza @alejandrock

Deja un comentario

Archivado bajo Arrieros somos..., Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s